¿Harto de preocuparte por la gestión legal y financiera de tu empresa? Estas áreas son el típico quebradero de cabeza de los emprendedores. Requieren tiempo, organización y esfuerzo y no son procedimientos con los que la mayoría de los profesionales estén familiarizados. Sin embargo, es crucial tener el área fiscal y financiera de la empresa bajo control para que esta pueda tener éxito, algo que no resulta sencillo para muchas startups, que no encuentran en los servicios tradicionales una respuesta adaptada a sus necesidades.

Dos grandes aliados del emprendimiento, Félix A.Tena y Alberto Bordegé, conscientes de las particularidades de las startups y de la importancia de que las empresas tengan bajo control sus finanzas, han decidido ofrecer un paquete global de control financiero y gestoría adaptado al uso tecnológico. Back Office for Growth que ofrece esta solución, facilitando esta parte tan importante del trabajo para que los emprendedores puedan centrarse en hacer crecer su negocio y dormir tranquilos.

 

Tu empresa al día

Back Office for Growth se convierte en la parte legal, contable, fiscal y laboral de tu empresa. Además, te asesora, te da acceso a una red de abogados y mentores y todo ello a través de modernos sistemas en la nube, que te permiten el acceso en todo momento a tu información.

Imagen de cómo funciona Back Office to Growth

Con Back Office for Growth puedes cobrar tus facturas de forma online y si tienes tienda online, puedes sincronizarla y automatizar la gestión de pedidos. El sistema tiene diferentes planes para adaptarse a todo tipo de empresa.

Los creadores

Félix A.Tena, director de Impact Hub Zaragoza y experto en emprendimiento y aceleración de proyectos y Alberto Bordegé, director financiero de varias startups y experto en búsqueda de financiación, han desarrollado conjuntamente esta solución para los emprendedores. El objetivo, dar una respuesta global, sencilla y adaptable a las startups para que la carga administrativa y una mala gestión legal y financiera no ralentice o ponga en riesgo proyectos que pueden ser esenciales para la sociedad.