Coco Room es una empresa dedicada al desarrollo y planificación de salas de escape. Comenzaron su andadura en 2016, creando el primer room escape de Zaragoza en 2016. Actualmente, están presentes en muchas más ciudades, lo cual también es muestra de su éxito. Hablamos de Madrid, Valencia, Albacete, Andorra, Granada, Alicante, Sevilla, Compostela y próximamente abrirán en Santander, Logroño, Bilbao y Torrejón de Ardoz. 

Desde su aparición, Coco Room ha ido formando un equipo de profesionales que han aportado un valor diferencial al mercado, posicionando la marca como una de las principales empresas de juegos de escape del país. Ha recibido el reconocimiento expreso por parte de multitud de publicaciones, plataformas y premios de franquicia.

Pero, ¿qué son los juegos de escape?

Son juegos de pistas que se desarrollan en un determinado espacio en los que un grupo de jugadores son encerrados en una habitación donde deberán solucionar enigmas, acertijos y resolver misterios de todo tipo para ir desenlazando la historia y conseguir dar con la clave para escapar antes de que finalice el tiempo disponible.

En definitiva, esta actividad tiene como objetivo resolver enigmas en un espacio laberíntico tematizado y con un tiempo límite. El objetivo de esta entidad es generar una oferta de ocio de calidad que divierta al usuario con un apasionante reto.

¿De quién fue la idea?

Coco Room nace como resultado de la visión emprendedora de sus fundadores Diego Marcos Campos y Aldo Sorrosal Calejero tras comprobar la capacidad de proyección de una nueva actividad de entretenimiento, basada en el ingenio y en la buena comunicación entre los participantes. Tal y como apunta Diego Marcos, los objetivos de esta joven empresa son “innovar continuamente para crecer en todos los sentidos e intentar erigirse como un referente en los juegos de escape”.

Coco Room aterriza en Impact Hub Zaragoza

Desde hace un mes, el equipo de Coco Room forma parte de la comunidad de Impact Hub Zaragoza donde se encuentra su despacho. “Hemos elegido este espacio porque creemos que es un lugar donde poder crecer como central de franquicia y estar bien organizados”, asegura Marcos. Este emprendedor destaca algunos de los elementos del centro que le hicieron decantarse por estas oficinas, como por ejemplo, las posibles sinergías, el entorno, los cursos que se imparten cada semana y el ambiente. “Creo que todo esto puede ayudar a incrementar el rendimiento de los trabajadores”, confiesa.

“Hemos elegido este espacio porque creemos que es un lugar donde poder crecer como central de franquicia y estar bien organizados”.

Desde Coco Room están seguros de que su presencia aquí les servirá para crear sinergías con otros miembros del Hub: “Somos un perfil que va necesitar varias colaboraciones ya que estamos creciendo y aquí hay gente que nos puede aportar valor en nuestra expansión”.