El Full Stack Web Developer es uno de los perfiles más demandados por las empresas, y una de las profesiones número uno en búsquedas de los portales de empleo. Su trabajo consiste en manejar cada uno de los aspectos relacionados con la creación y el mantenimiento de una aplicación web. Sin lugar a duda, una labor compleja solo a la altura de un profesional todoterreno y Javier Buil, por suerte, lo es.

¿En qué consiste su trabajo?

Este Ingeniero Informático centra su trabajo en el desarrollo web. En concreto, se dedica a la creación de desarrollos online a medida para PYMES como intranets conectados a su ERP, y eCommerce multitienda, multiidioma, multialmacen… para grandes catálogos con sincronización a marketplaces y con conexión a los diferentes almacenes de proveedores para facilitar la gestión de dropshipping.

¿Qué significa esto?

Que ayuda a las pymes en su proceso de digitalización para que éstas puedan ofrecer sus servicios también a través de internet. Con el desarrollo de una interface amigable facilita las tareas habituales de una empresa, como que los clientes puedan hacer sus pedidos online o que los trabajadores accedan a la gestión de la empresa vía online.

De esta manera, contribuye a incrementar la calidad de la experiencia que tiene un usuario cuando interactúa con un producto o sistema, es decir, favorece su usabilidad para que los clientes encuentren satisfechas sus consultas y cómodo su uso, favoreciendo la agilidad y automatización en los procesos internos de cualquier empresa.

Buil asegura que “no basta con hacer una tienda online”, sino que hay que ser conocedor del funcionamiento del sector de e-commerce: “se necesita un asesoramiento y una sincronización para aprovechar el potencial de los artículos que se ofertan a través de la red”. Por otro lado, destaca la importancia que supone para este tipo de empresas estar presentes, hoy en día, en los diferentes marketplaces como amazon, backmarket, cdiscount o pccomponentes.

“Para hacer este trabajo no solo hace falta conocimientos de ingeniería web, hay que conocer el negocio del cliente para poder transportarlo al mundo digital”, confiesa Buil.

Javier augura un futuro próspero para su profesión pues la demanda es continua, tanto por parte del cliente, que quiere estar en las plataformas web para contactar con proveedores, como por la de los proveedores, que buscan aumentar sus ventas a usuarios de internet.

¿Qué te hace diferente?

“Creo que lo que me distingue de los demás es que cuando voy comenzar un encargo siempre pienso antes en el producto y en quien va a comprar ese producto. Se realiza un estudio de la competencia tanto online como offline para diferenciarte de los demás en las fortalezas de los productos y de la empresa que los quiere distribuir”.

Así, con certeza y seguridad, se muestra Javier, quien presume de realizar regularmente una ardua tarea de investigación previa a iniciar un nuevo proyecto. Con ese fin, analiza la competencia y estudia las posibilidades más novedosas para diferenciar a su cliente en el mercado. “Los trabajos que más me motivan son aquellos que me proponen empresas que quieren superarse y tienen unos objetivos claro”, puntualiza. En definitiva, él ofrece hacer algo a medida en función de lo que necesite el consumidor, brindándole una plataforma personalizada que se adapta a los requisitos de éste.

¿Por qué Impact Hub Zaragoza?

La principal razón por la que este Ingeniero Web -con más de trece años de experiencia en el sector- eligió Impact hub Zaragoza fue para estar más visible: “ser freelance y trabajar desde casa está muy bien pero se necesita estar en contacto con gente para conocer colaboradores y posibles clientes”. Además, señala que en este centro el ambiente de trabajo es “mucho más amigable que el que puedes encontrar en tu hogar y se trabaja igual de tranquilo”.

“Lo que más me llena del Hub son las actividades que se hacen semanales, la comunidad que hay creada y las sinergias que se fomentan dentro de ella”.

Reconoce el plus que supone el atractivo de las oficinas, pero lo que más le llena son las actividades que se hacen semanales, la comunidad que hay creada y las sinergias que se fomentan dentro de ella: “es una inversión para estar en un sitio agradable y bonito que te aporta mucho más que un coworking normal”. Apunta así la calidad humana y la conexión que Impact Hub genera entre sus miembros como elemento diferenciador de este agitador de empresas.

Ejemplo de esta asociación es que en los tres meses que lleva en el espacio ya ha surgido una unión con otros compañeros. “Todo desarrollo no es nada sin un buen diseño, por ello estoy en el HUB creando sinergias con los chicos de Alto Gráfica“, asegura y, al mismo tiempo, recuerda que su objetivo al entrar aquí era “crecer como freelance con compañeros que me pudieran aportar”. Un deseo que ya está cumpliendo gracias al crecimiento exponencial que le ha aportado Impact Hub Zaragoza.