En Impact Hub Zaragoza encontrarás plantas en todas las habitaciones que lo conforman. ¿Por qué? Su utilización va más allá de los meramente estético. La distribución e imagen de estas están meticulosamente estudiadas para compensar la huella de carbono que generamos. Además, contribuye a la mejora de la calidad del aire, los niveles de concentración, la satisfacción laboral e, incluso, la productividad.

Beneficios de las plantas en la oficina

Las plantas colaboran en la eficiencia de nuestro trabajo. Entre otros beneficios, disminuye el estrés, ya que aceleran la recuperación de situaciones adversas, elimina los compuestos volátiles del aire, contribuyendo a disminuir el síndrome de edificio enfermo y el picor en los ojos típicos de quienes trabajan frente a un ordenador.

La presencia de estos seres vivos participa en la creación de un ambiente más agradable. Las plantas aportan un verdor especial y estimulan la sensibilidad ecológica. Asimismo, la humedad generada por estos vegetales afecta directamente nuestra comodidad. La ausencia de esta puede llegar a provocar fatiga, problemas respiratorios y malestar con el entorno. Las plantas tienen la capacidad de reducir el ruido, sirviendo como aislante acústico para evitar molestas distracciones.

Como apuntábamos, también está relacionada directamente con el aumento de la productividad. La cual está ligada con la eficiencia, es por ello que siempre debemos ir en su búsqueda. Estudios demuestran que las plantas presentes en una oficina elevan la concentración de los individuos que utilizan un ordenador en su trabajo. No se sabe la razón exacta por la que esto sucede, se piensa que está relacionado con la capacidad de las plantas para purificar el aire y disminuir los niveles de dióxido de carbono.

Nuestro espacio verde

Impact Hub Zaragoza guarda en su interior una exuberante sorpresa que lo hace diferente al resto de oficinas de la ciudad: su jardín. Un espacio verde lleno de claroscuros donde poder trabajar con tu portátil bajo la majestuosa sombra de algún árbol mientras escuchas el canto de los pájaros, organizar un evento o, simplemente, disfrutar de la madre naturaleza. Un lugar idóneo para desconectar o encontrar la inspiración.