En Impact Hub Zaragoza las ideas crecen hasta convertirse en una realidad sin importar lo pequeñas que sean en un principio. Ejemplo de esto es Albert Lluís, un consultor de negocio y tecnología miembro de la familia HUB que, gracias a la oportunidad que le brinda este centro, ha logrado que su afición sea más que eso. Doce dibujos realistas realizados con grafito conforman la exposición ‘La esencia’, que invita al espectador a “observar y comprender el núcleo especial de cada sujeto plasmado en los lienzos para despertar en el receptor de la obra la verdad de su propia esencia”. La inauguración de la muestra tendrá lugar el jueves 6 de junio a las 19:00 h. y se podrá visitar durante todo el mes en horario de oficina.

La esencia

Tal y como indica el nombre de la colección, Lluís ha hecho un trabajo en el que ha intentado captar el espíritu, la naturaleza que define a cada ser, de las personas, parejas o estatuas retratadas en las obras: “me gustaría que la esencia de los entes de mis creaciones salieran del cuadro impregnando de su energía a la gente que las contempla”. De esta forma, el artista apela a ese algo que nos hace ser diferentes, esa característica que nos hace “únicos” y que, según Albert, “a lo largo de los años se va cubriendo de capas y se va calcificando para ocultarse a la vista, lo que no quiere decir que no siga latente en nuestro interior”. Todas las piezas están realizadas con la misma técnica: grafito en papel de 180 gramos por metro cuadrado. Sus trazados buscan las mayor aproximación a la realidad de las fotografías en las que se inspiran. “Reinterpreto imágenes para transmitir a través de un mismo elemento un mensaje diferente”, confiesa Lluís y, a la vez, asegura que lo que más le interesa es saber qué sentimiento despiertan sus cuadros en la gente”.

La línea de negocio principal de Albert Lluís se centra en la selección de proveedores tecnológicos: “si tu eres una empresa -ya sea privado o pública- y no tienes los recursos ni el conocimiento interno para poder desarrollar o implantar una solución tecnológica tienes que buscar de un proveedor externo. Yo soy el encargado de ayudar a estas entidades al mejor proveedor”. Este barcelonés afincado en Zaragoza, desarrolla su actividad profesional en Impact Hub Zaragoza. Destaca que este tipo de oficinas promueven la “oxigenación de ideas” y señala que aquí tiene una “inyección de energía positiva” por parte del resto de compañeros, algo que no sucede cuando trabajas desde casa. Gracias a que este centro es multidisciplinar, este artista ha podido encontrar una plataforma para dar a conocer su arte al resto del mundo, una oportunidad que califica como “todo un honor”.

El arte en Impact Hub Zaragoza

Marcos Domingo, director del departamento de Arte de Impact Hub Zaragoza y comisario de esta exposición, recuerda que para él supuso una sorpresa el descubrimiento de este consultor tecnológico como creador, pues aparentemente nada tiene que ver con el arte: “viendo el resultado pongo en valor el corto periodo de tiempo en que ha realizado esta piezas y de una forma totalmente autodidacta”. Félix A. Tena, anfitrión de Impact Hub Zaragoza, afirma que este espacio “cree en un Aragón con Industria y Mercado artístico vivo, de la misma forma que en una Zaragoza a la vanguardia de las ciudades Europeas” y es que este centro nace con la intención de ser un agente agitador del panorama artístico en la comunidad autónoma, para empujar el talento y el potencial ya existente.

En su afán por continuar empujando el talento y el potencial de la comunidad, Impact Hub Zaragoza se ha comprometido con el arte y la cultura aragonesa para que el último jueves de cada mes sus instalaciones alberguen una exposición de un artista local diferente. Una promesa que ha cumplido, pues esta es ya su cuarta muestra. Asimismo, cada trimestre se buscará un reconocido autor nacional o internacional para que presentar su obra en la capital del cierzo.