El neuromarketing es la ciencia que estudia el comportamiento de compra, consumo y decisiones de los clientes ante diferentes productos, servicios y/o marcas. Lo que quiere decir que es la disciplina encargada de estudiar algunos procesos mentales básicos como la atención, la percepción y la memoria valiéndose de instrumentos científicos para obtener resultados medibles y contrastables.

¿Para qué sirve el neuromarketing?

Esta ciencia puede tener varias aplicaciones pero las principales son: optimizar la experiencia del cliente en su opción de compra colocando a la vista imágenes y productos destacados; estimular y experimentar con el producto y la marca a través de los 5 sentidos; provocar el llamado efecto contagio; mejorar el alcance, la retención y el procesamiento de la información de un producto a través de diversas técnicas de asimilación en la memoria sensorial; y actuar sobre la experiencia emocional y el recuerdo.

Según Antonio Damasio, famoso médico neurólogo, “somos, y después pensamos”, pues el postulado primordial de Descartes, “pienso, luego existo”, es una falacia: no se puede pensar antes de ser.

Para poder estudiar el comportamiento de los consumidores se sirve de técnicas neurocientíficas con el fin de obtener datos de la conducta de consumo y de los hábitos de una persona. Hablamos de estudios de mercado predictivos que nos permiten medir las reacciones de los usuarios ante un estímulo comprobando cambios cerebrales y físicos.

Raquel Fructos, una profesional del sector

Entre los miembros de Impact Hub Zaragoza encontramos a Raquel Fructos, una experta del neuromarketing que ofreció una charla magistral sobre el tema a sus compañeros de oficina. Hay que destacar que la aplicación de esta ciencia solo pueden permitírsela las grandes empresas. Por ello, esta profesional desarrolló un discurso en el que ofrecía una serie de indicaciones aplicables a pymes inquietas.

Fructos ofreció 29 Neurohacks para captar, convencer y enamorar al cliente. Entre los que señaló la importancia con trucos y técnicas como el efecto de autoridad, el efecto espejo, la pertenencia, la satisfacción inmediata, la tangibilidad, la atención, la confianza, la urgencia, la escasez, el humor, las metáforas y las palabras poderosas. Todo ello para de apelar al cerebro reptiliano.