En Impact Hub Zaragoza se están organizando varios ThinkTanks verticales relacionados con Blockchain y sus aplicaciones en diferentes industrias. Ya se han realizado 9 eventos de esta temática que han contado con la asistencia 415 personas para hablar de temas como la tangibilización de la tecnología en la empresa, la relación del Blockchain con smartcities o arte -entre otros-, codiseño de proyectos con esta tecnología y reuniones de insituciones con la presencia de actores como Alastria, el Gobierno de Aragón o el ITA. En esta ocasión, el debate se centro en el mundo de los seguros, la gestión de riesgos y la relación con los clientes.

¿Cuál fue la dinámica de esta sesión?

En los últimos años es cada vez más frecuente oír hablar de los think tank. En este caso, se trata de un grupos de expertos interdisciplinares que pretenden estudiar un tema en particular y proporcionar ideas o asesoramiento. Haciendo honor a su significado literal en inglés, los think tank tienen como función la reflexión intelectual sobre asuntos de índole muy variada actuando como un laboratorio de ideas, un centro de pensamiento o un gabinete estratégico o de investigación. 

Esta sesión se articuló de tal forma que entre todos los participantes pudieron plantear los principales problemas que conlleva la gestión del riesgo y/o su relación con los asegurados y, así, encontrar soluciones de cómo la tecnología Blockchain puede solucionarlos. En primer lugar, los asistentes definieron las principales dificultades actuales de la industria aseguradora para que luego los expertos del sector ayudaran a resolverlas. Cabe destacar la presencia en el foro de Jorge Gonzalez, Vicepresidente de ARAMS, Beatriz Maisterra, Directora Aragón de OVB, y Daniel Espinosa, Responsable Innovación de Centro Zaragoza.

Las problemas y las soluciones de los expertos

Algunos de las problemas que apuntaron los presentes fueron la falta de conocimiento por parte de los corredores sobre Blockchain, para que la propia infustria promueva el uso entre sus usuarios y clientes; la interpretración subjetiva de las cláusulas de un contrato de seguros; la irrupción de nuevos jugadores que tienen estructuras más livianas, como Amazon o Facebook; la dificultad para controlar los fraudes; la deshumanización del empleo ante la excesiva informatización; la aparición de nuevos riesgos que no se califican fácilmente; la competencia desleal de los bancos; o la simplificación de la culpa en un accidente en los vehículos que poseen IA.

Posteriormente, los profesionales en el ámbito señalaron algunas posibles soluciones que esta tecnología puede facilitar, pero entre risas recordaron que “Blockchain no es la Virgen de Lourdes”. “Hay estándares en Blockchain, como el RC725, que permiten crear identidades, por lo que para el problema de tratabilidad del usuario tendríamos una solución medio hecha”, desvelaron, al igual que “los contratos inteligentes pueden ahorrar costes y reducir los tiempos con el fin de mejorar la experiencia del cliente”. Estos son un ejemplo de la múltiples aplicaciones de la cadena de bloques, pero son muchas más son posibles y aquí en Impact hub Zaragoza vamos a continuar descubriéndolas.